Image by Karsten Würth

Nuestra

MISIÓN Y VISIÓN

¡Que gusto nos da que puedas visitarnos! 

 

Compañerismo Cristiano es una iglesia donde puedes encontrarte con Dios, ser edificado y pertenecer. Compañerismo Cristiano no solo es una iglesia, es un movimiento de Dios para la gente hispana de esta nación(U.S.A.)

No importa en que etapa de tu vida te encuentres, sabemos que Dios quiere bendecirte. Siéntete en libertad de explorar, informarte y recibir de Dios mientras estas aquí. ¡Bienvenido!

Pastores Yader y Claudia 


Nuestra Identidad

 

Somos una iglesia local incorporada de la Iglesia Internacional del Evangelio Cuadrangular (International Church of the Foursquare Gospel. www.foursquare.org).  La Iglesia Cuadrangular es un movimiento lleno del Espíritu Santo alrededor del mundo.  Tenemos la pasión de presentar a Cristo Jesus a cada persona en cada nación y en todas las culturas. 

Enfatizamos una declaración completa de la palabra de Dios, subrayando los cuatro ministerios esenciales del señor Jesús a los que creen.  Estas verdades se simbolizan en nuestra insignia de la siguiente manera: 

Jesucristo el Salvador —La Cruz (Juan 3:16; Hechos 4:12)
Jesucristo el Bautizador —La Paloma (Marcos 1:8; Hechos 2:4)
Jesucristo el Sanador —La Copa (Hebreos 13:8; Santiago 5:14-15)
Jesucristo el Rey Venidero —La Corona (Juan 14:3; 1 Tesalonicenses 4:16-17).

Nuestra Misión: Ser Compañerismo Cristiano

 

Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis; estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel, y vinisteis a mí. Entonces los justos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber? ¿Y cuándo te vimos forastero, y te recogimos, o desnudo, y te cubrimos? ¿O cuándo te vimos enfermo, o en la cárcel, y vinimos a ti? Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis. — Mateo 25:35-40 (RV1960) 

Es por eso que nos esforzamos por:
 

  • Alimentar al hambriento espiritual con la Palabra de verdad a través de la enseñanza fiel y del testimonio personal.

 

  • Saciar al sediento con un fluir del Espíritu Santo siendo nosotros mismos llenos para que desde nuestro interior corran ríos de agua viva para que otros puedan tomar.

 

  • Recibir a los que se sienten que no tiene un lugar en este mundo, rechazados y marginados dándoles un lugar en medio de nuestra comunidad sin discriminar y enseñándoles su lugar en el Reino de Dios.

 

  • Vestir con gracia a aquellos que vienen desnudos y avergonzados por sus pecados o sus fracasos celebrando sin reproche a los que regresan a casa.  

 

  • Traer la sanidad divina a los que están enfermos del alma, cuerpo y corazón ofreciéndoles el toque del Sanador del Médico por excelencia.

 

  • Entrar en la soledad y el encierro de aquellos encarcelados y oprimidos por Satanás y por sus propias obsesiones anunciándoles la liberta de Jesús y que él es el único que puede abrir las prisiones del alma.

 

  • Practicar los imperativos “unos a otros” sabiendo que al hacer todas estas cosas con nuestro prójimo, se las estamos haciendo al Señor y de esa manera somos amados de Dios quien bendice nuestra comunidad.

  • ​Entendemos que la cultura del Reino supera nuestras preferencias, costumbres, trasfondo y tradiciones gobernando cada aspecto de nuestra vida personal, ministerial y espiritual.

 

Nuestra Visión: Alcanzar


En Compañerismo Cristiano estamos trabajando para ser una iglesia alcanzando la ciudad, la nación y el mundo hasta que todos:

CONOZCAN a Dios a través de su Palabra, la adoración y el compañerismo.

Todas las generaciones celebrarán tus obras, y darán a conocer tus grandes proezas. — Salmo 145:4 (RVC)

Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.
— Juan 17:3 (RVC)

Que los que conozcan CREAN que Jesús es aquel a quien Dios envió por amor para salvar a la humanidad de su pecado.

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna. 17 Porque Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. 18 El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. — Juan 3:16-18 (RVC)

​Pero cuando se cumplió el tiempo señalado, Dios envió a su Hijo, que nació de una mujer y sujeto a la ley, 5 para que redimiera a los que estaban sujetos a la ley, a fin de que recibiéramos la adopción de hijos. — Gálatas 4:4-5

Que los que crean CREZCAN en la gracia y conocimiento de Jesucristo para mantenerse firmes en la fe.

Yo soy la vid y ustedes los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí ustedes nada pueden hacer. — Juan 15:5 (RVC)

Para que por la fe Cristo habite en sus corazones, y para que, arraigados y cimentados en amor, 18 sean ustedes plenamente capaces de comprender, con todos los santos, cuál es la anchura, la longitud, la profundidad y la altura del amor de Cristo; 19 en fin, que conozcan ese amor, que excede a todo conocimiento, para que sean llenos de toda la plenitud de Dios. — Efesios 3:17-19 (RVC).

Hasta que todos lleguemos a estar unidos por la fe y el conocimiento del Hijo de Dios; hasta que lleguemos a ser un hombre perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo; 14 para que ya no seamos niños fluctuantes, arrastrados para todos lados por todo viento de doctrina, por los engaños de aquellos que emplean con astucia artimañas engañosas, 15 sino para que profesemos la verdad en amor y crezcamos en todo en Cristo, que es la cabeza... — Efesios 4:13-15 (RVC)

Más bien, crezcan en la gracia y el conocimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, a quien sea dada la gloria ahora y hasta el día de la eternidad. Amén. — 2 Pedro 3:18 (RVC)

Que los que crezcan COMPARTAN con otros la alegría de la salvación y lo que Dios está haciendo en sus vidas.

Por tanto, vayan y hagan discípulos en todas las naciones, y bautícenlos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. 20 Enséñenles a cumplir todas las cosas que les he mandado. Y yo estaré con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo. Amén. — Mateo 28:19-20 (RVC)